no me dejes solo

Te lo decía siempre que te decía algo, siempre que te miraba, siempre que abría o cerraba los ojos, siempre que acercaba mis labios a los tuyos. Lo decía y así estaba escrito: No me dejes solo. Y tú parecías entender canciones en todos los bordes de la historia, en todos y cada uno de los ruidos que hace el mundo cuando gira. No me dejes solo. Y tú cantabas. No me dejes solo. Y tú reías. No me dejes solo. Y tú decías: <<nunca te voy a dejar solo>>.

Diego Álvarez Miguel

En tus manos ardió el bosque

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s