feliz

Cuando puedes ser feliz en zapatillas no necesitas ponerte las botas

Julio Vilches

Sálvora. Diario de un farero

Anuncios